Llámenos
Menu
Cáncer de hígado
Detección temprana, diagnóstico y clasificación por etapas TEMAS

¿Cómo se clasifica por etapas el cáncer de hígado?

La etapa (estadio) del cáncer es una descripción de cuánto se ha propagado el cáncer. La etapa de un cáncer de hígado es uno de los factores más importantes para considerar las opciones de tratamiento.

Un sistema de clasificación o estadificación es una manera estandarizada que los especialistas en el tratamiento del cáncer utilizan para resumir la información sobre cuánto se ha propagado un cáncer. Los médicos usan sistemas de clasificación por etapas para obtener una idea del pronóstico del paciente y ayudar a determinar el tratamiento más apropiado.

Existen varios sistemas de clasificación por etapas para el cáncer de hígado, y no todos los médicos utilizan el mismo sistema.

Sistema TNM del American Joint Committee on Cancer (AJCC)

Este sistema de clasificación se basa en los resultados del examen físico, los estudios por imágenes (ecografía, CT o MRI, etc.), otras pruebas que se describen en la sección “¿Cómo se diagnostica el cáncer de hígado?” y en los resultados de la cirugía si ésta fue realizada.

El sistema TNM de clasificación por etapas contiene tres piezas clave de información:

  • La letra T describe el número y el tamaño del tumor(s) primario, medido en centímetros (cm), y si el cáncer ha crecido hacia los vasos sanguíneos u órganos adyacentes.
  • La letra N describe la extensión de la propagación a los ganglios (nódulos) linfáticos regionales.
  • La M indica si el cáncer ha hecho metástasis (se ha propagado) a partes distantes del cuerpo.

Los números y las letras que aparecen después de la T, N y M proporcionan más detalles sobre cada uno de estos factores:

  • Los números del 0 al 4 indican la gravedad en orden ascendente.
  • La letra X significa que “no puede ser evaluado” debido a que la información no está disponible.

Grupos T

TX: no se puede evaluar el tumor primario.

T0: no existe evidencia de tumor primario.

T1: un solo tumor (de cualquier tamaño) que no ha crecido hacia los vasos sanguíneos.

T2: un solo tumor (de cualquier tamaño) que ha crecido hacia los vasos sanguíneos, O más de un tumor sin que ninguno mida más de 5 cm (aproximadamente dos pulgadas) de ancho.

T3a: más de un tumor, con al menos uno que mide más de 5 cm de ancho.

T3b: por lo menos un tumor (de cualquier tamaño) que ha crecido hacia una rama principal de una vena grande del hígado (vena hepática o la vena porta).

T4: el tumor (de cualquier tamaño) ha invadido un órgano adyacente (además de la vesícula biliar), O el tumor está creciendo hacia la capa delgada de tejido que cubre el hígado (llamada peritoneo visceral).

Grupos N

NX: no se pueden evaluar los ganglios linfáticos regionales (cercanos).

N0: el cáncer no se propagó a los ganglios linfáticos regionales.

N1: el cáncer se propagó a los ganglios linfáticos regionales.

Grupos M

M0: no hay metástasis a los ganglios linfáticos distantes ni a otros órganos

M1: el cáncer se ha propagado a ganglios linfáticos distantes o a otros órganos. El cáncer de hígado con más frecuencia se propaga al revestimiento del abdomen (peritoneo), los pulmones y los huesos.

Agrupación de las etapas

Una vez que se han determinado los grupos T, N, y M entonces son combinados para proveer una etapa general, usando números romanos del I al IV (1 al 4):

Etapa I: T1, N0, M0: hay un solo tumor (de cualquier tamaño) que no ha crecido hacia ningún vaso sanguíneo. El cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos ni a sitios distantes.

Etapa II: T2, N0, M0: hay un solo tumor (cualquier tamaño) que crece hacia los vasos sanguíneos; O hay varios tumores, y todos miden 5 cm (2 pulgadas) o menos de ancho. El cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos ni a sitios distantes.

Etapa IIIA: T3a, N0, M0: hay más de un tumor, y al menos uno mide más de 5 cm (2 pulgadas) de diámetro. El cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos ni a sitios distantes.

Etapa IIIB: T3b, N0, M0: por lo menos un tumor está invadiendo una rama de una vena principal del hígado (vena hepática o vena porta). El cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos ni a sitios distantes.

Etapa IIIC: T4, N0, M0: un tumor crece hacia un órgano adyacente (a parte de la vesícula biliar), O un tumor ha crecido hacia la capa exterior del hígado. El cáncer no se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos ni a sitios distantes.

Etapa IVA: cualquier T, N1, M0: tumores en el hígado de cualquier tamaño o número que pudieron haber crecido hacia los vasos sanguíneos u órganos cercanos. El cáncer se ha propagado a los ganglios linfáticos cercanos. El cáncer no se ha propagado a áreas distantes.

Etapa IVB: cualquier T, cualquier N, M1: el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo. (Tumores pueden ser de cualquier tamaño o número, y los ganglios linfáticos adyacentes pueden estar afectados o tal vez no).

Otros sistemas de clasificación del cáncer de hígado

Los sistemas de clasificación para la mayoría de los tipos de cáncer dependen únicamente de la extensión de la enfermedad. Sin embargo, el cáncer de hígado es complicado por el hecho de que, además del cáncer, la mayoría de los pacientes presentan daño al resto del hígado. Esto también afecta las opciones de tratamiento y el pronóstico.

Aunque el sistema TNM define la extensión del cáncer de hígado con cierto detalle, no toma en consideración la función hepática. Se han desarrollado otros sistemas de clasificación que incluyen ambos factores:

  • El sistema “Barcelona-Clinic Liver Cancer” (BCLC).
  • El sistema “Cancer of the Liver Italian Program” (CLIP).
  • El sistema Okuda.

Estos sistemas de clasificación por etapas no han sido comparados entre sí. Algunos se usan más que otros en diferentes partes del mundo, aunque actualmente no existe un solo sistema de clasificación por etapas que todos los médicos utilicen. Si tiene preguntas sobre la etapa de su cáncer o sobre qué sistema usa su médico, asegúrese de preguntar.

Puntuación “Child-Pugh” (sistema de clasificación de la cirrosis)

La puntuación “Child-Pugh” es una medida de la función hepática, especialmente en personas con cirrosis. Muchas personas con cáncer de hígado también tienen cirrosis, y para poder tratar el cáncer, los médicos necesitan saber cuán bien funciona el hígado. Este sistema toma en consideración cinco factores, los primeros tres de éstos son resultados de pruebas de sangre:

  • Niveles sanguíneos de bilirrubina (sustancia que puede causar coloración amarillenta de los ojos y la piel)
  • Niveles sanguíneos de albúmina (una proteína principal que normalmente es producida por el hígado)
  • Tiempo de protrombina (mide cuán bien el hígado está produciendo factores de coagulación sanguínea)
  • Si hay líquido en el abdomen (ascitis)
  • Si la enfermedad del hígado está afectando las funciones cerebrales

Según estos factores, la función del hígado se divide en tres clases. Si todos estos factores son normales, entonces a la función del hígado se le llama clase A. Las anomalías leves le clasifican como clase B, mientras que las graves como clase C. Las personas con cáncer de hígado y cirrosis de clase C usualmente están demasiado enfermas como para someterse a cirugía o a otros tratamientos principales del cáncer.

En realidad, la puntuación “Child-Pugh” es una puntuación que es parte de los sistemas de clasificación por etapas BCLC y CLIP mencionados anteriormente.

Cáncer de hígado potencialmente resecable o tratable por trasplante, irresecable, inoperable con solo enfermedad local, y avanzado

Los sistemas de clasificación formales, como aquellos que se describieron anteriormente, pueden a menudo ayudar a los médicos a determinar el pronóstico de un paciente. Pero para propósitos de tratamiento, los médicos a menudo clasifican a los cánceres de hígado más simplemente, basándose en si pueden o no extirparlos completamente (resecable). Resecable es el término médico que significa “que se puede extirpar mediante cirugía”.

Tumores potencialmente resecables o tratables por trasplante

Estos cánceres se pueden extirpar completamente mediante cirugía o tratados con trasplante de hígado si el paciente está lo suficientemente sano como para tolerar la cirugía. Esto incluiría a la mayoría de las etapas I y algunos cánceres en etapa II del sistema TNM, en pacientes que no presentan cirrosis u otros graves problemas de salud. Sólo un pequeño número de pacientes con cáncer de hígado tienen tumores en este grupo.

Tumores irresecables

Los cánceres que no se hayan propagado a los ganglios linfáticos o a órganos distantes, pero que no se puedan extirpar completamente mediante cirugía, se clasifican como irresecables. Esto incluye los cánceres que se han propagado por todo el hígado o que no se pueden extraer de forma segura, ya que están cerca del área donde el hígado se une a las arterias, las venas y los conductos biliares principales.

Inoperables con solo enfermedad local

Esto significa que el cáncer es lo suficientemente pequeño y se encuentra en el lugar adecuado para ser extirpado, pero usted no está lo suficientemente saludable para la cirugía. Con frecuencia, esto se debe a que la parte de su hígado que no tiene cáncer no está saludable (debido a cirrosis, por ejemplo), y es posible que la cirugía para extraer el cáncer no deje suficiente tejido hepático como para que funcione adecuadamente. También podría significar que usted tiene problemas médicos graves que ocasionan que no sea seguro realizar la cirugía.

Cánceres avanzados (con metástasis)

El cáncer que se ha propagado a los ganglios linfáticos o a otros órganos se clasifica como avanzado. Éstos incluirán a los cánceres en etapas IVA y en etapas IVB en el sistema TNM. La mayoría de los cánceres de hígado avanzados no pueden ser tratados mediante cirugía.


Fecha de última actualización: 01/13/2015
Fecha de último cambio o revisión: 01/13/2015